Acuerdo entre Gobierno y sindicatos para crear una empresa de dragados Miercoles 10 de Marzo de 2016


La firma nacional se encargaría de los trabajos de profundización y señalización que quedaron fuera de la concesión.


 

Un viejo anhelo de los trabajadores de dragado y balizamiento podría hacerse realidad. En la reunión mantenida días atrás entre los referentes sindicales del sector y el subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación Jorge Metz, se planteó la posibilidad de avanzar en la creación de una empresa de dragado nacional.
El primer proyecto fue presentado por el gremio en 1974, luego se alcanzó un gran avance en los 90 bajo la gestión de Jesús Gonzalez, quien además de subsecretario del área, había iniciado su actividad sindical como engrasador de dragas. En dicha oportunidad, incluso se llegó a pedir una autarquía de la Dirección Nacional de Vías Navegables que finalmente no prosperó.
“La actividad, compuesta por sindicatos y usuarios, necesita una oferta de dragado más amplia que la que hay, y que sea nacional. Debe haber una transformación sobre la base de la actual repartición, sabemos que desde el gobierno están trabajando en el proyecto y que manifestaron su acuerdo con nuestra postura”, dijo a Transport & Cargo Juan Carlos Schmid, secretario general del sindicato de Dragado y Balizamiento.
Schmid adelantó que la nueva empresa podría consagrarse a “los dragados que quedaron fuera de la concesión, que no son pocos, como por ejemplo los accesos a los puertos. También está el tramo de la hidrovía Paraná-Paraguay que no recibió obras de dragado y balizamiento ya que la concesión llega hasta Confluencia.

Individualmente quizá no sean tan importantes, pero sumados, generan una masa de trabajo sumamente atractiva. La concesionaria solo opera sobre la vía troncal. Esto es como tener la avenida 9 de Julio iluminada y con el Metrobus a pleno, pero para llegar hasta allí esté todo lleno de baches o bloqueado”.
A la hora de imaginar la fórmula utilizada para el armado de esta nueva empresa, el abanico de posibilidades se extiende desde un formato totalmente estatal a uno mixto con participación privada.

Sin destino
“Desde el gremio estamos abiertos a que la empresa tenga un socio privado de capital argentino. De lo que somos conscientes es que con el actual formato no tenemos destino, y que se debe buscar una propuesta que le brinde a la repartición la agilidad que hoy no tiene”, resaltó el gremialista.
Tras criticar “el abandono al que fue sometido el parque náutico de la subsecretaría en especial durante los último años”, Schmidt pidió “una fuerte inversión, voluntad política y plan de reparaciones”. La empresa que planifican desde el gremio, contaría de arranque con dos dragas de succión por arrastre y una cortadora”, pero Schmidt aclaró que “si a este equipamiento no se le da un apropiado marco jurídico y operativo, en dos años volveremos a la situación actual. Aquí hay que romper moldes”.
El secretario general del sindicato destacó que “al contrario de lo que sucede con otros sectores estatales nosotros no tenemos despidos. Más bien necesitamos gente porque los compañeros se van jubilando. Queremos trabajar, pero arriba de los barcos no detrás de un escritorio. Le dijimos esto al ministro de Transporte Guillermo Dietrich que estuvo desayunando en el sindicato, al subsecretario y a sus colaboradores. Por eso vemos como un hecho muy positivo que después de cinco años, el estado invierta en la reparación de una draga como la Córdoba, que viene de ingresar a Tandanor para su actualización y puesta a punto. Sin embargo este paso importante debe ser considerado como de transición hacia una opción superadora que nos brinde las herramientas apropiadas para llevar a cabo nuestra tarea”.
El Ministerio de Transporte de la Nación acordó, a través de la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables y junto al Ministerio de Defensa, la reparación de la draga Córdoba y el acondicionamiento del acceso portuario de Tandanor. La embarcación volverá a estar operativa dentro de los próximos 40 días. Mediante este convenio se prevé mejorar la navegación y las condiciones operarias de las vías navegables así como la generación de trabajo genuino tanto para los operarios de los talleres navales como para el personal embarcado. Del mismo modo, el dragado del vaso portuario frente a los muelles de Tandanor es fundamental para poder continuar con los trabajos sobre el rompehielos Almirante Irizar que se encuentra en reparación desde el año 2009.

Por Agustín Barletti

Fuente: EL CRONISTA.COM “TRANSPORTE & CARGO”